martes, 9 de abril de 2013

La población de lince ibérico de la comarca de Guadalmellato se refuerza con la suelta de dos ejemplares

La Unión Europea distingue al proyecto Life Lince como la mejor iniciativa de conservación puesta en marcha con cargo a los presupuestos comunitarios

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha liberado en Villafranca de Córdoba dos ejemplares de lince ibérico para reforzar las población de este felino en la comarca cordobesa de Guadalmellato, antiguo territorio de asentamiento de la especie. A la suelta, realizada en la finca La Ventilla, han asistido el secretario general de Medio Ambiente y Agua, Sergio Moreno, y el director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid.

Con esta iniciativa, desarrollada en el marco del proyecto europeo Life Iberlince para la recuperación de la distribución histórica del lince ibérico, se pretende lograr la reproducción natural de los ejemplares y favorecer su asentamiento en esta zona. En este sentido, el secretario general ha destacado que con la actuación se refuerza la colaboración con las poblaciones locales, propietarios de fincas y sociedades de cazadores a la hora de acoger a estos ejemplares. De esta manera, Moreno ha resaltado la cooperación, para la puesta en marcha de esta iniciativa, de los titulares de las fincas privadas de la zona, ejemplo de buena gestión y que cuenta con un hábitat de calidad con densidad óptima de conejos, según los estudios realizados en el marco del anterior proyecto Life Naturaleza para la conservación del lince ibérico en Andalucía para la selección de áreas potenciales de reintroducción.

En esta ocasión, la pareja de linces liberada está compuesta por las hembras, ambas de un año de edad, Jaribú -nacida en el Acebuche (Huelva) e hija de Aura y Felis-, y Jaén, procedente del centro de cría de La Olivilla e hija de Córdoba y Espliego. Tanto Aura como Córdoba fueron capturadas hace años en el campo para formar parte del programa de cría en cautividad. Como todos los linces liberados, estos ejemplares portarán un collar con un emisor para su permanente localización.

Durante la suelta, el secretario general ha subrayado que esta actuación es posible gracias a la buena marcha del programa de cría en cautividad que se desarrolla en Andalucía y a la positiva evolución que mantienen las poblaciones de lince en el medio natural de nuestra región. Para Moreno, iniciativas como ésta demuestran "el compromiso de la Junta de Andalucía en la preservación del lince ibérico, una labor reconocida por la Unión Europea que ha permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción".

En este sentido, el secretario general ha destacado que la UE ha distinguido recientemente al proyecto Life Naturaleza para la Conservación y Reintroducción del Lince Ibérico en Andalucía como la mejor iniciativa de conservación que se ha ejecutado en Europa con cargo a los presupuestos comunitarios. Con este galardón, el segundo que se concede a un Life andaluz, la UE reconoce la excelencia este proyecto, así como la trasparencia y gestión económica del mismo. Entre los principales logros de este Life sobresalen la firma de convenios de colaboración con propietarios de fincas y sociedades de cazadores y la reintroducción por primera vez de ejemplares de lince en las zonas de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba), que han permitido reforzar e incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción.

Censo linces

Según el último censo elaborado por los técnicos del programa Life viven en libertad, en una superficie de 1.040 kilómetros cuadrados, un total de 309 ejemplares (78 de ellos cachorros), lo que viene a confirmar que la población andaluza de esta especie mantiene la tendencia de los últimos años. En el caso concreto de la comarca de Guadalmellato, donde se inició la reintroducción en 2009, existen 23 ejemplares, de los cuales seis son cachorros.

Además del número total, las estimaciones realizadas durante 2012 han permitido registrar un incremento en el número de hembras territoriales, de las que depende en gran medida el potencial reproductor de la especie en libertad. Las hembras asentadas en un territorio y en edad reproductiva han crecido en ese año hasta las 85, lo que supone 11 más que el anterior. Asimismo, durante 2012, se detectaron un total de 21 muertes de lince ibérico en el medio natural (16 en Sierra Morena y cinco en Doñana), de los cuales el 33% fue a causa de atropellos.

Respecto a la superficie de distribución de la especie, ésta ha crecido hasta situarse en 1.040 kilómetros cuadrados, cifra que el año pasado se calculaba en 861 kilómetros cuadrados y en 196 al comienzo del período contabilizado.

Iberlince

El proyecto Iberlince, que da continuidad al trabajo realizado en los últimos años desde Andalucía para propiciar la recuperación del lince ibérico, permitirá mejorar las poblaciones de conejos, aumentar el área de presencia del lince por expansión natural, y consolidar las áreas de reintroducción de Guadalmellato y Guarrizas, así como la conexión entre estas y los núcleos de Andújar y Cardeña.

En este Life participan un total 18 socios, entre administraciones, empresas, asociaciones y organizaciones no gubernamentales. El objetivo común es incrementar la población de este felino los próximos cinco años, disminuyendo el grado de amenaza de la especie, proponiendo su reclasificación a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) a una categoría de menor amenaza según los criterios internacionales.

Fuente: Juntadeandalucia.es