lunes, 5 de marzo de 2012

El Centro de Cría y Reserva Genética de Sobrescobio cuenta con 13 ejemplares de urogallo cantábrico

13-02-2012

Inaugurado en 2009, este centro de cría contó con dos ejemplares fundadores, un macho y una hembra, que el pasado año tuvieron una puesta de diez huevos de los que eclosionaron y viven nueve ejemplares. También en 2011 se introdujeron dos hembras de comportamiento dócil, llegando a la población actual, que asciende a trece individuos.




En la Estrategia para la Conservación del Urogallo Cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus) en España se recoge el compromiso de establecer un programa de cría en cautividad, la creación de una reserva genética y un protocolo de reintroducción o refuerzo de poblaciones, para paliar el efecto de las amenazas de esta subespecie.

El programa de cría en cautividad, elaborado por el Grupo de Trabajo del Urogallo cantábrico, fue aprobado por la Comisión Nacional de Protección de la Naturaleza el 18 de octubre de 2005 y refrendado por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente en su sesión de 7 de noviembre de 2005.

Para llevar a cabo este programa se creó el primer centro para la cría en cautividad de urogallo cantábrico, se construyó en el año 2007 en el término municipal de Sobrescobio (Parque Natural de Redes, Asturias) y su puesta en funcionamiento con ejemplares tuvo lugar en julio de 2009.



La cría en cautividad del urogallo cantábrico se enmarca dentro de un plan general de conservación de la subespecie, basado sobre todo en la conservación y mejora de su hábitat y de las poblaciones silvestres que se mantienen en la actualidad. De hecho, es fundamental garantizar la presencia de un hábitat adecuado y libre de molestias para los ejemplares que se vayan a reintroducir en el medio natural.

Los objetivos del programa son la formación de un stock cautivo que actúe como reserva genética y que recoja la mayor variabilidad genética posible, la producción de individuos capaces de reproducirse una vez alcanzada la madurez sexual, tanto para el reforzamiento del stock cautivo como para la suelta al medio natural, el reforzamiento o reintroducción de poblaciones y la investigación de todos aquellos aspectos importantes para la conservación de la subespecie y de difícil estudio en aves silvestres.

Para dotar al Centro de Cría de Sobrescobio de un stock cautivo, la forma de extracción de individuos, con menor efecto negativo sobre la población silvestre, es la retirada parcial de puestas y la incubación de los huevos obtenidos.

Para la localización de puestas es necesario desarrollar un programa de captura y marcaje de hembras de urogallo con la doble finalidad de localizar las puestas en la naturaleza y de realizar un estudio de radioseguimiento que permita evaluar el impacto de la extracción, además de la obtención de importantes datos sobre la ecología de la subespecie.

Los dos ejemplares fundadores de Sobrescobio, un macho y una hembra, procedían de la retirada parcial de dos puestas en el campo, una en la provincia de León (Cepeda) y otra en la provincia de Asturias (Muniellos). Esta pareja tuvo en 2011 una puesta de diez huevos de los que eclosionaron y viven en la actualidad nueve ejemplares.

Fuente: Lifeurogallo.es

2 comentarios:

Juan Villar Sordo dijo...

Muy guapo todo, pero la verdad es que da pena, que desde los organismos oficiales antes que intentar recuperar o solucionar el problema del urogallo, se gasten millones de euros en intentar criarlos en cautividad para cuando se extingan en condiciones naturales de libertad poder soltar estos, cuando ésto debería de ser el plan B o una vía secundaria de un proyecto más amplio.

un saludo

Medved dijo...

Tienes más razón que un santo. Los planes de cría en cautividad tienen que ser siempre el plan B.

Pero lo cierto es que el urogallo anda tan tan mal que el riesgo de extinción es inminente en la Cordillera Cantábrica. Por eso es siempre una buena noticia que el stock que se cría en cautividad aumente porque las puestas salen adelante.

La verdad es que se esta llevando a cabo un life sobre el hábitat y los resultados son inciertos. Ni los propios especialistas se aclaran con las medidas a tomar.

Y para colmo de males tampoco esta claro el porque del retroceso de las poblaciones, con lo que es difícil contrarrestar un problema que se desconoce.

De aquí a 5 años veo un futuro, muy pero que muy negro. Espero equivocarme.