domingo, 4 de marzo de 2012

La única quebrantahuesos cantábrica espera un novio

Un huevo que se cría en Zaragoza a punto de eclosionar es el objetivo


Deva, la única quebrantahuesos cantábrica, retratada en pleno vuelo. | JAVIER GIL

EFE-León 01/03/2012

La Cordillera Cantábrica tiene depositada su confianza en un huevo de quebrantahuesos que se cría en Zaragoza y que está a punto de eclosionar, con la esperanza de que en él haya un embrión y nazca una cría que acompañe a Deva, la única ejemplar de la especie en los Picos de Europa.
Así lo ha expuesto el vicepresidente de Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena, en el Parador San Marcos de León durante una nueva edición del Foro Quevedo, que se centró en especies en peligro de la Cordillera Cantábrica.

Báguena, quien confía en que el embrión sea viable, comentó que se sabrá si es macho o hembra alrededor de cincuenta días después del nacimiento, mediante un análisis de sangre que debe hacerse cuando los vasos sanguíneos ya se han empezado a desarrollar.

Esta cría sería el tercer ejemplar que se suelte en los Picos de Europa desde 2010, cuando el Gobierno de Aragón cedió dos hembras a este espacio natural, una de las cuales murió ocho meses después sin que se pudiera determinar con exactitud la causa.

Antes de estas aves, la población de quebrantahuesos de los Picos de Europa se extinguió 'tiroteada, envenenada y robada'.

Recordó que a finales del siglo XIX había expediciones cinegéticas de adinerados europeos que buscaban estas aves como trofeos y que pagaban a la gente de la zona para que les encontrara parejas adultas de esta especie, que llega a tener tres metros de envergadura.

Báguena contó como anécdota que una conservadora del Museo Británico le confesó en una conferencia que tenían 'más huevos de quebrantahuesos en sus bandejas' que todos los ejemplares que viven hoy en día en España.

El de este año será un nuevo intento de repoblación después de que en 2011, según explicó, la falta de 'una firma' tras los cambios de Gobierno en Asturias y en Aragón truncara la suelta de dos de estas aves en la Cordillera Cantábrica.

En este punto, lamentó que este tipo de procesos, 'con una lógica científica muy sencilla', estén sometidos a trámites administrativos de ese tipo, ya que solo podía autorizarlo un director general.

Finalmente, los dos quebrantahuesos fueron liberados en el parque nacional de Ordesa, en Aragón, donde se encuentra más del 70% de los ejemplares de estas aves en España.

Báguena explicó que el quebrantahuesos mantiene una única población viva en los Pirineos, ya que es una especie que ha sido 'extinguida artificialmente', algo que ahora 'se intenta revertir'.

Asistentes de prestigio

También intervino en el debate el profesor de Zoología de la Universidad de León y expresidente de la Sociedad Española de Ornitología, Francisco José Purroy.

Purroy sostiene que una de las especies con más posibilidades de extinguirse de las que están actualmente en peligro es el urogallo cantábrico, del que se calcula que quedan aproximadamente quinientos ejemplares que están sufriendo 'una decadencia tremenda'.

Su debilidad se debe, principalmente, al gran número de especies depredadoras que cohabitan con ellos, a la falta de alimento que ocasiona al urogallo el desmoche de las arandaneras y a las explotaciones mineras a cielo abierto que amenazan su supervivencia, en los valles de Babia y Laciana, en León.

No obstante, Purroy manifestó su confianza en que pueda llegarse a una compatibilidad entre la vida del urogallo y la extracción en las minas, siempre que en estas se trabaje 'con mesura'.

Fuente: Elmundo.es