miércoles, 18 de julio de 2012

6 parejas de águilas pescadoras crían en 2012 en Andalucía

LA VUELTA DEL ÁGUILA PESCADORA

El proyecto para la reintroducción de esta especie dio comienzo en 2003 · Se ha conseguido el traslado de 164 ejemplares y el nacimiento de otros 10 entre Huelva y Cádiz.

ROSA RODRÍGUEZ | ACTUALIZADO 18.07.2012 - 09:21


El águila pescadora vuelve a anidar en la Península Ibérica más de 50 años después de su desaparición. Se trata de la única ave rapaz extinguida en la provincia, su condición migratoria hace que alguna vez se hayan visto por nuestros parajes ejemplares de esta especie, pero únicamente se encontraban de paso. El proyecto para su reintroducción dio comienzo en 2003 en las provincias de Cádiz y Huelva y se han conseguido reinsertar 164 pollos, 86 en el sur de Cádiz y 78 en el Paraje Natural de las Marismas del Odiel. 

En un principio, se instalaron cuatro pollos de águila pescadora de seis semanas de edad en un nido artificial construido a orillas del embalse del río Barbate, en Cádiz. Tras esa primera experiencia, se incrementó a una media de veinte anuales el número de ejemplares trasladados. En Huelva, en abril de 2009, eclosionó el primer huevo de una pareja de ejemplares procedentes del proyecto, nacieron tres pollos. En 2010, la misma pareja sacó adelante otro nuevo pollo y en 2011 dos individuos más. En 2012, seis parejas reproductoras se han instalado en distintos territorios de las provincias de Cádiz y Huelva y de ellas han nacido un total de 10 pollos, 6 de ellos en la provincia onubense y los 4 restantes en la gaditana. 

Nueve son los territorios ocupados hasta ahora por esta especie, en ocho de ellos se encuentran parejas territoriales y el otro está siendo defendido por un único individuo. 

El grupo de expertos internacionales que supervisa el proyecto desde su comienzo se muestra muy optimista con los resultados, asegurando que la probabilidad de supervivencia de la incipiente población es del 99,9% si no se produce ningún evento azaroso o catastrófico. 

Otro de los indicadores que miden el éxito de un proyecto es la tasa de retorno de los ejemplares reintroducidos a los lugares de Cádiz y Huelva en los que volaron por primera vez, ésta se sitúa por encima del 16%, superando entre dos y cuatro puntos a la registrada en proyectos similares. 

Tras analizar la evolución del proyecto, los expertos recomendaron a la Junta de Andalucía reintroducir, al menos, 10 ejemplares más durante 2012 en el Paraje Natural Marismas del Odiel en Huelva. Los pollos fueron reintroducidos y están a punto de ser puestos en libertad. 

Según lo previsto, el proyecto se dará por finalizado cuando se logre el establecimiento de una población reproductora estable, lo que está a punto de suceder. Entonces se podrá afirmar que el águila pescadora ha vuelto a criar en la Península Ibérica. Actualmente, el estudio se encuentra en fase de seguimiento, es decir, las poblaciones son estables pero se siguen sus primeros vuelos, sus apareamientos, etc., hasta que éstas comience a crecer por iniciativa propia. 

La elección del lugar para la reintroducción de esta especie no se ha hecho a la ligera, el Paraje Natural Marismas del Odiel engloba uno de los humedales litorales más ricos y mejor conservados de España y de la Unión Europea que sirven de zona de avituallamiento y descanso para numerosas especies, que bien tienen allí su hábitat o pasan en su periplo de emigración. 

Este espacio natural protegido cuenta con 7.185 hectáreas de extensión y está catalogado como Reserva de la Biosfera por la Unesco, al tiempo que está incluido en la lista de Humedales de Importancia Internacional del Convenio Ramsar, Zona de Especial Protección para las Aves y contiene dentro de sus límites dos Reservas Naturales, como son las Marismas del Burro y la Isla de Enmedio. 

El proyecto ha sido impulsado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y por la colaboración de la Estación Biológica de Doñana, la Fundación Migres y la Fundación Banco Santander. Representantes de dichas instituciones comparecieron ayer en rueda de prensa para dar a conocer los resultados más relevantes de la reintroducción del águila pescadora. 

El director general de Gestión del Medio Natural, Javier Madrid, matizó que lo importante es "hacer ver a la sociedad que debemos y podemos preservar la biodiversidad y las especies". Miguel Ferrer, presidente de la Fundación Migres e Investigación CSIC, señaló que " los siguientes pasos deberían darse en la costa levantina y Cataluña". Mientras que para el delegado provincial de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, Juan Manuel López, "el objetivo de la Junta es que los ciudadanos sientan y participen del medio ambiente". También estuvo presente la Fundación Banco Santander, su director general, Borja Baselga, se siente "orgulloso de participar en un proyecto de tal envergadura". 

El sistema empleado para la reintroducción del águila pescadora en la península ibérica es elhacking, uno de los más eficaces en estos casos. Consiste en criar a los pollos en estado de semilibertad, colocándolos en nidos artificiales que simulan los naturales. En estos nidos permanecen durante aproximadamente un mes, se les libera en el momento que son capaces de volar. Tanto en el mes de estancia en el nido como durante el periodo previo a la migración, los individuos se improntan con la zona. La finalidad es engañar a los pollos para que consideren como su área natal el lugar de suelta y retornen a dicho lugar para nidificar. Los últimos ejemplares introducidos en la torre hacking de Marismas del Odiel, van a pasar a la siguiente fase.


Fuente: Malagahoy.es