lunes, 16 de abril de 2012

Se colocan cajas nido en torres de alta tensión en Madrid para el halcón peregrino

Medio ambiente y Red Eléctrica instalan cajas nidos para halcones en torres de alta tensión

Se pretende recuperar a una especie emblemática amenazada con sólo 25 parejas en la región

Alfredo Merino | Madrid 14/04/2012

Son las once de la mañana cuando uno de los operarios de una brigada de apoyo de Red Eléctrica, REE. trepa por el lateral de una de las torretas pertrechado con casco, cuerdas, mosquetones y demás cachivaches de escalada. Sus cuatro compañeros aseguran la cuerda desde el suelo. En menos de dos minutos ya ha alcanzado la primera cruceta, 25 metros de altura. "Se ve que ha cogido práctica, pues ya es la quinta que colocamos en este tendido", comenta uno de los obreros, atento a las maniobras del cordaje.

Imagen de uno de los halcones. M.E.
Mientras tanto, los demás trabajadores han atado una caja de considerables dimensiones (50x50x50 y 6 kilos) que muestra a través de uno de sus costados el interior, cuyo suelo tiene piedrecitas y unos puñados de materia vegetal. "En la naturaleza anidan en oquedades y hemos comprobado que también utilizan los nidos abandonados de otras aves, como las urracas. Esto dio la idea de construir cajas nidos con ese interior para favorecer que se establezcan dentro de ellas", explica con conocimiento Juan José Cerrón, Director General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

Habla del halcón peregrino, emblemática rapaz ibérica incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de la CAM con la categoría de "vulnerable" cuya población madrileña, entre 25 parejas y 27 parejas y 7 u 8 ejemplares juveniles, se mantiene estable las últimas temporadas.

Para ayudar a su recuperación hoy hemos venido a un lugar indeterminado (por razones obvias no podemos señalar su situación exacta) de Aranjuez, cuyo Ayuntamiento también colabora en la acción, a colocar cajas nido en una zona que es tradicional área de nidificación de la rapaz.

Esta técnica que ya se ha utilizado en otras Comunidades Autónomas, se ha efectuado por primera vez en la región madrileña. Es conocida como hacking, palabra sajona que define la instalación de las cajas en lugares como torres eléctricas y edificios (en algún rascacielos del centro de Madrid los halcones anidan y crían desde hace varios años) que asemejen los enclaves donde viven estas aves. Con su empleo se consigue una tasa de cría cercana al 60 por ciento, mientras que en estado natural la especie reduce su porcentaje entre el 35 y el 40 por ciento.

El sistema es sencillo. Se eleva la caja hasta la primera cruceta, que según cada torre oscila entre 25 y 35 metros de altura y allí se sujeta sobre una plataforma que se ancla a la estructura metálica. No hay que hacer nada más; el halcón llega, la ve y se queda en la que va a ser su nueva y flamante casa.

En total, ha sido una hora de trabajo y un coste aproximado por caja inferior a 30 euros. Una bicoca, teniendo en cuenta el beneficio que supone para el medio natural y para la recuperación de la imagen de las compañías eléctricas, hasta hace poco ligadas exclusivamente a la muerte de toda clase de aves por electrocución e impacto contra sus tendidos, y no también a su recuperación.

«Esta colaboración entre administraciones públicas y empresas privadas es una de las mejores maneras que hay en la actualidad para ayudar a la conservación del medio natural», explicó convencido Cerrón a pie de torreta.

Fuente: elmundo.es

La verdad es que hasta nos tenemos que conformar con estos lavados de cara que de vez en cuando llevan a cabo las eléctricas. Pero bueno, lo dicho, para una vez que llevan a cabo una medida compensatoria con fundamento les habrá que felicitar.

Cualquier día nos vamos a levantar y vamos a ver como protegen todas sus lineas contra las electrocuciones, ponen balizas contra la colisión de aves y desmontan todas las lineas con generadores eólicos con los que tienen sembrados el campo.

Igual hasta dejan de presionar para que siga prohibido que cualquiera pueda instalar un mini-aerogenerador.

Pues eso, a seguir soñando que es gratis ;)