lunes, 3 de octubre de 2011

Muere uno de los cinco linces ibéricos puestos en libertad en marzo

Con este fallecimiento, por causas que aún se investigan, quedan sólo tres ejemplares de esta última suelta producida en la comarca de Guarrizas en Jaén.

EFE, SEVILLA | ACTUALIZADO 03.10.2011 - 17:38

Ibero, uno de los cinco linces ibéricos liberados el pasado marzo en la comarca de Guarrizas (Jaén) para consolidar allí una nueva población de este felino, murió el 25 de septiembre por causas que aún se investigan, han informado fuentes de la Consejería andaluza de Medio Ambiente.

Según estas fuentes, técnicos del Proyecto LIFE del lince ibérico detectaron el 22 de septiembre que el radiotransmisor del que disponía este ejemplar "indicaba poca movilidad", por lo que fue localizado y trasladado al cercano centro de cría en cautividad de este felino en La Olivilla. "Pese a las atenciones y el tratamiento aplicado por veterinarios especializados el lince falleció el domingo 25" de septiembre, han explicado estas fuentes.

Ibero, nacido en 2008 en Sierra Morena, es el segundo de los cinco linces liberados en Guarrizas que muere después de que Grazalema, hembra nacida en cautividad y liberada también en esta reintroducción, apareciera muerta el 17 de agosto dentro de una jaula-trampa en una finca de Castellar de Santiago, al sur de la provincia de Ciudad Real.

El nuevo lince muerto "presentaba debilidad en las patas y dificultad de movimiento" en el momento en el que fue recogido en una finca del término municipal jiennense de Santa Elena, según la Junta de Andalucía. Los chequeos veterinarios que se le realizaron en La Olivilla "han ofrecido resultado negativo a enfermedades infecciosas víricas", por lo que su cadáver fue trasladado al Centro de Análisis y Diagnóstico para realizar la necropsia.

Además de las dos bajas en Guarrizas -Ibero y Grazalema- se han contabilizado tres muertes más en la reintroducción de linces iniciada en 2009 por la Junta de Andalucía en la comarca cordobesa del Guadalmellato, donde sobreviven doce de los quince linces que conformaban esta población.

A falta de confirmar la causa de la muerte de Ibero, la de los otros cuatro linces fallecidos en Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba) lo han sido por Enfermedad Renal Crónica (ERC), patología asociada a un suplemento vitamínico erróneamente facilitado a los felinos en los centros de cría en cautividad, atrapamiento en cepos y en cajas-trampa y atropello.

Fuente: Diariodesevilla.es

2 comentarios:

elcamperoinquieto.com dijo...

Una pena! a ver si aprendemos delos errores....por cierto cajas trampa?? en zona de linces eso tendria que ser Carcel!!
Saludos camperos.

Miazuldemar dijo...

Nos empeñamos en solucionar las cosas cuando nos las hemos cargado y encima mal. En fin, triste.

Saludos.