viernes, 30 de septiembre de 2011

Los quebrantahuesos liberados ya se han adaptado al medio

Los quebrantahuesos liberados ya se han adaptado al medio

Han superado la fase más crítica y se espera que acudan a un comedero colectivo. Fueron rescatados a principios de año de dos nidos en mal estado

O. G. 25/09/2011

Las dos crías de quebrantahuesos liberadas a finales de julio por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos en el Pirineo se han adaptado correctamente a la vida en libertad. Según explicó el presidente de la organización, Juan Antonio Gil, los pollos ya han superado la fase más crítica de la aclimatación. Los técnicos están ahora a la espera de que utilicen el comedero instalado en el valle de Escuaín, porque "en ese momento, como sabemos que ya han localizado un punto donde pueden encontrar alimento siempre, nos quedamos tranquilos".

Hasta ahora se alimentan del sustento que les suministran los técnicos de la FCQ cerca del lugar donde fueron criados, pero "lo normal es que en poco tiempo acudan ya al comedero destinado para la especie", apuntó Gil. La asistencia a este punto mantenido por personal del Parque Nacional es fundamental para el desarrollo de los quebrantahuesos criados en cautividad, ya que allí interactúan con más ejemplares de la misma especie y pueden observar sus comportamientos.

RESCATES Las dos crías de quebrantahuesos liberadas este año fueron rescatadas de sendos nidos en el Sobrarbe y la Jacetania a principios de año. En ambos casos se trataba de una puesta con una alta probabilidad de fracaso, según se dedujo a partir de lo ocurrido en años anteriores.

Tras el rescate, los huevos de María y Luisa, como se llaman estos pollos de quebrantahuesos, se trasladaron al centro de rescate y cría en aislamiento humano, situado en La Alfranca, donde eclosionaron. Posteriormente técnicos de la fundación llevaron a las crías al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Allí el Gobierno de Aragón dispone de una plataforma instalada en el valle de Escuaín en la que los animales pueden observar e interactuar con sus congéneres mientras son alimentados artificialmente por los humanos. De esta forma comenzaron a conocer el medio en el que vivirán mientras eran polluelos.

La idea de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos era soltarlos en verano en los Picos de Europa --de donde se extinguieron hace años-- para recuperar una población estable en ese Parque Nacional. Sin embargo, debido a una decisión política del Gobierno de Aragón se quedaron en la comunidad, donde la especie ya está asentada.

Ahora, los pollos tienen algo más de 150 días y los técnicos de la fundación siguen sus movimientos para comprobar que se desarrollan según lo previsto. "Al no tener padres los primeros días hay que estar muy atentos de que comen bien y evolucionan adecuadamente", apuntó Gil, quien también recordó que todavía no han realizado grandes desplazamientos.

María y Luisa siguen en las inmediaciones del área de suelta, pero según reconocieron desde la fundación, esto es normal. Si todo sigue como hasta ahora, será en otoño o invierno cuando empiecen a moverse por lugares más alejados. Respecto a su proceso de adaptación también es destacable que María ha sido alimentada por otros adultos, aunque siempre debe existir una relación de descendencia en estos casos. Actualmente en el Pirineo viven 73 parejas, lo que supone casi el 50% de la población total, que es la única área de España con población estable.

Fuente: Elperiodicodearagon.com

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso, que vayan al hipermercado de Escuaín, y se quedarán allí, bien cerquita, hasta que les llegue la hora de criar, dentro de 5, 6 ó 7 años y cuando quieran buscar un territorio no sabrán ni dónde, ni cómo hacerlo....

Medved dijo...

Sinceramente creo que se esta errando al hacer las cosas como se estan haciendo. Lo que se debería de hacer es trasladar las zonas de alimentación al prepirineo y las zonas mas axiales de Pirineos. De esta forma sería más facil la recolonización de territorios con presencia regular pero sin cría.

Y por otro lado por supuesto, llevar los quebrantas que se suelten a otras zonas... Pero con la política hemos topado señores.

David Álvarez dijo...

Estoy de acuerdo contigo, al poner comederos en el Pirineo y cebar continuamente están limitando la dispersión de los quebrantas que no tienen porque irse al tener comida de sobra en las proximidades.
Alejando los comederos o reduciendo los aportes, probablemente s eproducirían recolonizaciones en zonas próximas sin falta de sueltas.
un saludo