jueves, 21 de abril de 2011

Censados 144 urogallos en suroccidente asturiano mediante técnicas genéticas

UROGALLO CANTÁBRICO

Censados 144 urogallos en suroccidente asturiano mediante técnicas genéticas
Oviedo, 20 abr (EFE).

Un grupo de investigadores coordinados por
la Universidad de Oviedo ha utilizado, por primera vez, métodos
genéticos para determinar los ejemplares del urogallo cantábrico que
hay en el suroccidente asturiano, una nueva técnica que ha permitido
calcular que los mismos ascienden a unos 144 en esta zona.

Según informa la Fundación para el Fomento de la Investigación
Científica Aplicada y la Tecnología (FICYT), estos datos, que han
superado las expectativas iniciales de los investigadores, ofrecen
nuevas esperanzas para la conservación de esta especie en peligro de
extinción.

El equipo que ha desarrollado este trabajo ha estado coordinado
por la citada institución docente asturiana y ha contado con la
participación de representantes del Centro Superior de
Investigaciones Científicas, del Museo de Ciencias Naturales de
Buenos Aires (Argentina) y de la Universidad de Exeter del Reino
Unido.

Los investigadores inciden en que se necesita continuar
recogiendo muestras esta primavera y en otras dos campañas más para
lograr una primera aproximación sobre la tendencia de la población
de la especie en esta zona de la Cordillera Cantábrica.

Para llegar a este primer censo genético, los investigadores han
detectado un total de 60 urogallos en la zona del estudio, de los
que 30 se localizaron en la Reserva Natural Integral de Muniellos.
Se ha utilizado una técnica análoga a la de captura, marcaje y
recaptura que ha permitido determinar con un margen de error
conocido el número total de individuos que componen una población.

Para ello, se han tenido en cuenta aspectos como el porcentaje en
el que las heces de las mismas aves se repiten en cada muestreo.
Concretamente, han determinado que existe un 95 por ciento de
posibilidades de que la población de urogallos se sitúe entre 94 y
164 individuos en el suroccidente asturiano, aunque el valor más
probable es de 144 ejemplares.

Junto con el número de urogallos, otro de los aspectos que ha
llamado la atención de los investigadores es que los animales no
parecen efectuar grandes desplazamientos durante la época de celo.
No obstante, destacan que no se puede descartar que aparezcan
desplazamientos mayores al acumular más resultados.

Fuente: hoy.es