martes, 12 de octubre de 2010

Se liberan 6 buitres negros más en Boumort y Alinyà, en el prepirneo catalán


Publicado el 29/09/2010 por marc.galvez

El prepirineo catalán cuenta desde hoy con seis buitres negros más en libertad gracias al proyecto de reintroducción de la especie en la Sierra de Boumort y la Muntanya d’Alinyà.


Una semana después de su marcaje con emisores satelitales y decoloraciones alares (gracias al trabajo, en estrecha colaboración, de 10 personas entre personal y voluntarios de Grefa, Trenca, Caixa Catalunya, Departament de Medi Ambient i Habitatge y Ministerio de Medio Ambiente), el viernes 24 de septiembre se abría el jaulón de aclimatación en la RNC de Boumort y hoy, miércoles 29 de septiembre en Alinyà. Los cuatro buitres negros de Boumort (Olga, Oriol, Xavier y Ernesto) tardaron casi tres días en abandonar la instalación, a pesar de haber colocado abundante alimento justo en la salida, para acelerar el proceso. Al final, el lunes 27, con los primeros rayos de luz del día, empezaban a salir por iniciativa propia, dando cuenta de la carroña del recinto exterior. En las próximas horas de hoy, Aleix y Alinyà, los dos buitres negros de Alinyà, saldrán del jaulón para aumentar a 33 los animales liberados hasta el momento (16 hembras y 17 machos) en el marco del proyecto desde sus inicios en 2007. El proceso de abandono del recinto suele ser lento ya que han pasado casi ocho meses de periodo de aclimatación durante el cual se han empapado del área de reintroducción así como de sus predecesores cuando bajan a comer junto al jaulón. De los seis ejemplares, cuatro son animales en su segundo año de vida, uno en su tercero y una hembra adulta.

“Ernesto” saliendo por primera vez del recinto de aclimatación


Los primeros vuelos de los recién liberados en Boumort coinciden también con las primeras prospecciones fuera del nido de Gala, el primer pollo de buitre negro nacido gracias al proyecto de reintroducción. A partir de este momento, continúa la etapa de fijación a la zona, ahora ya en libertad, gracias a los puntos de alimentación suplementaria de la zona, a la interacción con los buitres negros ya estabilizados (15) así como a los más de 30 nidos artificiales y señuelos instalados en el área.

Fuente: Es.blackvulture-pyrenees.org