miércoles, 6 de enero de 2010

Un año mas; tras los pasos del lince ibérico (1ª entrada)

Gato clavo, gato cerval, onza, tigre, o lince, han sido algunos de los nombres vernáculos por los que se ha conocido al lince ibérico (Lynx pardinus). Antiguamente extendido por toda la península, hoy en día únicamente nos restan unas poblaciones relictas, sombra de lo que antaño fue, aunque parece que hay alguna población pequeña y aislada a parte de las dos conocidas. A lo sumo, nos quedarían 200 y pocos linces. Yo estos días pasados tuve la suerte de poder ver uno. Puedo añadir, que in extremis.

Todos los días nos desplazábamos en coche hasta el punto de observación en pleno corazón de Sierra Morena. Por el camino, conejos despistados, o somnolientos ciervos corren a resguardarse a nuestro paso y nos amenizan el trayecto, que se agradece y mucho. Aunque quizás el somnoliento era el que os escribe, porque con las primeras luces llegábamos al sitio en el que íbamos a realizar la espera y nos quedábamos hasta el anochecer. Repasando una y otra vez colina tras colina con nuestros telescopios. Pero lo cierto es que no teníamos demasiada suerte, y las observaciones eran fugaces y lejanas. Lo único que nos mantenía animosos era observar una pareja de águilas imperiales yendo de posadero a posadero.



video

Conejo cruzando la pista



video

Ciervas con crías al lado de la pista



Los dos primeros días nos acompaño el buen tiempo, pero no la suerte, y los demás días fueron mas afortunados en cuanto observaciones, pero definitivamente no tuvimos suerte con lo que al tiempo se refiere. Lluvia y mas lluvia, no había llovido así desde hacia 40 años. Sabemos escoger fechas ¿verdad?.

Tras uno de estos chaparrones que nos obligo a refugiarnos, comenzamos a oír maullidos de un ejemplar encelado, series de unos 5 maullidos que repitió 4, 5, 6 veces, la verdad es que no sabría decir cuantas fueron porque estábamos atareados intentando encontrarlo entre la maleza. Tarea que nos fue imposible por cierto, y nos tuvimos que conformar con oír al rey de la dehesa mediterránea.

Al rato regresamos a la zona de observación tras no haber podido observar a ese ejemplar y una vez allí, nos cae el jarro de agua fría... Habían visto a un ejemplar joven, probablemente de menos de dos años a unos 200 metros de donde hasta hace un rato nos encontrábamos y a 100 metros de nuestros afortunados compañeros. La observación había sido entre la lluvia y había durado una hora. Otra vez la suerte no nos acompañaba.

Al día siguiente mas de lo mismo, mas lluvia y poca suerte. La nota mas reseñable de ese día es que en el camino a la zona en la que realizábamos la espera un lince joven nos atravesó por delante del coche. Pero vamos, la mayoría de nosotros solo pudimos observar una ágil mancha dar un salto sobre la cuneta para alcanzar los matorrales. A parte de esto únicamente veíamos los ya habituales ciervos y gamos, a parte de muflones en menor numero y mas alejados.

Hasta que por fin vemos como varios compañeros de observación se trasladan con prisa a otra zona, la causa esta clara, esta vez si, esta vez han visto un lince. Pero para cuando llegamos el lince estaba encamado, a buen recaudo entre los bolos de granito. ¿Y quien le podría culpar? la verdad es que era la opción mas sensata con la que estaba cayendo.

video

Ciervo macho pastando
video
Gamo macho pastando

Después ya paro de llover, y pensareis que eso fue algo bueno, pero es que empezó a diluviar, con lo cual, con lince encamado o no, nos volvimos a resguardar en el coche, pensando que otra vez la diosa fortuna nos daba la espalda.

Esta vez estábamos equivocados y escampo, e incluso salio el sol. Y es que estábamos en Andalucía, donde esas cosas pasan, pero los del norte no estamos para nada acostumbrados. Volvimos a ponernos a la tarea de localizar el lince entre rocas, jaras y lentiscos. Y por fin las palabras mágicas, ¡ahí esta! ¡ahí esta! Y esas palabras solo pueden causar un efecto, histeria colectiva, o alegría. Todo depende de si has conseguido localizar al bicho o no. Al final poco a poco, vamos todos consiguiendo localizarlo. Estaba sentado lamiéndose placidamente encima de una roca ajeno a la espectación que causaba, bastante lejos de donde le habían visto encamarse.

Y tras unos segundos soleándose, comenzó a moverse monte arriba. También es mala suerte la verdad. Para un lince que conseguimos ver bien, decide que va a estar mucho mas agusto al otro lado del cordal, fuera de nuestra vista claro esta. Pero al lince ibérico se le permite, esta, y todas las licencias que quiera. A fin de cuentas esta es la joya de la corona, los últimos fantasmas de la dehesa mediterránea.


(En próximos días una nueva entrega del viaje a Sierra Morena)

8 comentarios:

Ars Natura dijo...

Habrá video en la siguiente entrega?
Yo apuesto a que sí.

David.GG dijo...

Hola. Menuda experiencia, y menudos videos que te has traido. Saludos

Anónimo dijo...

Oso ona.Aspaldi gustora irakurtzen dut zure bloga baina gaurkoan, oso interesgarri gertatu zait Ikustaldi horren narrazioa.A ze nolako inbidiria; Sierra Morenan, oreinez eta untxiz inguratua, eta Katamotza ikustea! Zu bai sortedun! Zorionak eta segi aintzina!( Para los que no entendais: felicito a jesus por su avistamiento y por el relato)

Anónimo dijo...

ke suerte as tenido, o emos tenido, jeje
espero k el video no nos kueste tanto no??jeje
esta claro k kada año merece + la experiencia.ablamos jesus. (aitor)

Medved dijo...

Mila esker anonimo, nire narrazioak gustora konpartitzen ditudan arren, beti posgarria da holako zorionak irakurtzea.

Muchas gracias a todos los demas por vuestros comentarios. De todas maneras en la siguiente entrada tampoco habra video, quizás en una tercera, pero que tardara un poco en llegar, os pido paciencia.

En la siguiente el buitre negro tendra el protagonismo.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Nobela baten antzera definitu duzu pasa genuen esperientzia guzti hura. Azkenean ea ditxosozko bideo hori lortzen duzun. Papa Osok esan du hilearen bukaeran 100 euro balioko dituela. Zuk ikusi. Deitu iezaiozu laster. Geroarte.

Jelen dijo...

Nobela diozu? Ba pasatu beharko dudana bideo puta hori lortzeko... Hori bai izango da jaja Ta dana nire bideokamara ez hartzeagatik mementu aproposean.

Nik dagoeneko dana prest dut, besteei esango diet eta dana batzean elkartu gara. Dena dela, 100 euroren truke... akatsa garezti samar aterako zait!

Papa oso lukurreru!!!

Anónimo dijo...

Yo estoy viendo el vídeo del lince todos los días, pero como nadie me lo pide ... pues seguiré viendolo yo solo.