martes, 10 de septiembre de 2013

En 2014 se volverán a soltar quebrantahuesos en los Picos

La Unión Europea ha aprobado destinar cerca de 1,5 millones de euros para financiar el proyecto de reintroducción de esta especie en el parque

10.09.13 - 00:34 - TERRY BASTERRA | BENIA.

El proyecto de reintroducción del quebrantahuesos en los Picos de Europa se retomará el próximo 2014. Y lo hará gracias a la inyección de fondos que aportará la Unión Europea dado que las administraciones públicas estatales, aunque respaldan este proyecto, han reducido su partida económica hasta dejarla en unas cifras casi testimoniales. La causa de que esta iniciativa para recuperar la especie en la Cornisa Cantábrica, de la que se extinguió hace más de 50 años, pueda retomarse se debe a que la Comisión Europea de Medio Ambiente ha aprobado dentro de los proyectos Life+ el presentado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), el cual tiene como objetivo establecer un segundo núcleo reproductor de esta especie en los Picos de Europa ya que a día de hoy en la península la única población estable se encuentra en los Pirineos. Y es que esta especie está considerada en peligro de extinción tanto en España como en Europa, un hecho que sirvió para que el proyecto presentado por la FCQ fuese uno de los nueve del país que dispondrá de financiación europea de los más de 9.000 que se presentaron en todo el continente.

La FCQ dispondrá de cerca de 1,5 millones de euros para financiar el programa de reintroducción hasta el 2018, de los cuales la Unión Europea aportara el 70%, los gobiernos regionales de Cantabria, Asturias y Castilla y León entregarán 9.000 euros al año cada uno a través de sus respectivos consorcios en el Parque Nacional de los Picos de Europa, y el resto de los fondos los deberá obtener la propia fundación a través de otras vías. La previsión, según explica Gerardo Báguena, de la FCQ, es retomar la suelta de aves en los Picos en el verano de 2014 y «liberar entre 3 y 5 pollos al año durante los próximos cinco años para crear en Asturias un nuevo núcleo reproductor». De esta manera se reanudaría la iniciativa comenzada en 2010 con dos aves de esta especie y que se repitió en el verano de 2012. En aquella primera suelta se liberaron dos ejemplares a los que se llamó 'Deva' y 'Leoncia', el segundo de los cuales, que llevaba por nombre el de una pastora muy querida en los Picos, falleció unos meses después. En la segunda suelta, la de julio del pasado año, se liberó a 'Atilano', que se ha adaptado perfectamente al medio y ha encontrado en la zona de La Hermida, en territorio cántabro, su espacio natural. Por su parte 'Deva' eligió la cuenca del río Cares como lugar de residencia.

Allí, a través de la conocida ruta del mismo nombre, se le ha visto este verano volar junto a otros dos ejemplares que llegaron hace dos meses desde los Pirineos y que se han encontrado muy cómodos en este lugar. De hecho son varios los senderistas que realizando este recorrido han podido contemplar el vuelo de estas aves, y también han sido observados por funcionarios del parque. Por este motivo, y ante lo confortable que parece ser este espacio para los quebrantahuesos -allí también habitaban los últimos ejemplares de Asturias hasta su extinción hace más de medio siglo- desde la FCQ se piensa que esta ruta «se puede convertir en uno de los mejores puntos de España para ver quebrantahuesos».

De hecho se espera que uno de los efectos secundarios que puede generar la reintroducción de esta especie es que el quebrantahuesos se convierta en un elemento que aumente el ecoturismo existente en la zona, ya que desde la FCQ se detecta que existe «una expectación creciente para ver al quebrantahuesos y a la fauna del Parque Nacional».

Más de 20 ejemplares

Y es que la financiación europea que garantiza la supervivencia de este programa hace que en el futuro vayan a ser más de una veintena los ejemplares que se liberen en los Picos, que sumados a los dos ya existentes más a los provenientes de los Pirineos que pasan temporadas en la Cornisa Cantábrica, formarán una población que permitirá crear un segundo núcleo reproductor en España.

Para llevar a cabo esta repoblación la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos va a seguir el mismo guión de anteriores sueltas. Cogerá los huevos de nidos de los Pirineos en situación de riesgo, con el beneplácito del Gobierno de Aragón, para que nazcan en cautividad en el Centro de Cría en Aislamiento Humano de La Alfranca, en Pastriz (Zaragoza). Allí pasarán sus primeros días de vida con el apoyo de señuelos, réplica a tamaño natural de un quebrantahuesos, que les aportan las necesidades afectivas, de calor y alimentarias que necesitan, para después someterse a un proceso de 'hacking' o crianza campestre en los Pirineos antes de su suelta en los Picos a partir del verano de 2014.

Fuente: Elcomercio.es