sábado, 11 de septiembre de 2010

Medio Ambiente garantiza la continuidad del centro del urogallo

Gaona asegura que la bacteria que mató a los pollos de Redes puede «estar actuando» entre las aves en libertad


Ladines (Sobrescobio),
Julio VIVAS

El programa de cría de urogallo en cautividad que se desarrolla en el centro de recuperación de la especie de Redes desde el pasado verano «está garantizado», a pesar de la muerte de doce polluelos nacidos en junio. Al menos cinco de ellos, traídos de una puesta de una hembra radiomarcada en León, perecieron por una bacteria y se investiga si los siete restantes, descendientes de la pareja criada en Redes, murieron por la misma causa. Además, no se descarta que la pareja adulta también esté infectada.

El director general de Biodiversidad y Paisaje del Principado de Asturias, José Félix García Gaona, afirmó que, aunque «no es una buena noticia que los polluelos hayan muerto, pero sí supone un paso más en el conocimiento de los problemas a los que tenemos que enfrentarnos, tanto nosotros, como la población de urogallos en libertad». Y es que, según resaltó García Gaona, el hallazgo de esta bacteria mortal «nos ha permitido saber o, al menos, intuir, que la enfermedad quizá esté actuando en los animales que están en libertad por los montes asturianos».

En ese sentido, el director de Biodiversidad aseguró que la enfermedad «ha venido del exterior, ya que el centro de recuperación de la especie de Redes está esterilizado en origen, con lo que la bacteria pudo haber entrado con los polluelos que llegaron el año pasado o, incluso, con los del presente». Sin embargo, lejos de paralizar el programa, García Gaona, en declaraciones a Radio Langreo, aseguró que el proyecto tendrá continuidad con la recogida de nuevos huevos, algo que ocurrirá el próximo año. El responsable regional resaltó que el proyecto no sólo implica al Principado de Asturias, «sino que está compartido con las comunidades autónomas cantábricas, con independencia de que el centro se encuentre en nuestra región. Vamos a seguir en esa línea, porque el trabajo que realizamos en el campo es muy interesante para el conjunto de autonomías participantes. Por eso volveremos a traer nuevos huevos de los animales que tenemos ahora en libertad».

Con estas declaraciones, García Gaona quiso dejar claro el futuro de este programa de cría que pareció venirse abajo con la muerte hace unos días de las dos últimas crías nacidas en el mes de junio, y cuyos huevos habían sido traídos desde León. La situación que pareció empeorar ante la amenaza de que la pareja de urogallos adulta que también habita en el centro de redes se hubiera infectado. Desde Medio Ambiente aseguraron que los animales no presentaban los síntomas de la enfermedad, aunque sí podían ser portadores de la bacteria.

Para despejar dudas, el Principado está haciendo análisis de la pareja adulta, de los tejidos de sus crías muertas, y de los polluelos muertos de los huevos traídos de León. En total, se teme que la bacteria pueda haber matado hasta cinco polluelos y no se descarta tampoco que afectase a las crías de la pareja adulta.

«La bacteria pudo llegar con los huevos del año pasado o con los de este verano»



Director de Biodiversidad

Fuente: Lne.es