domingo, 19 de septiembre de 2010

Con la muerte de "Caribú" son cinco los linces fallecidos este año en Doñana

EFE, Sevilla

La muerte de "Caribú", cuyo cadáver fue hallado ayer en el término municipal de Bonares (Huelva), supone el quinto fallecimiento conocido de un lince en lo que va de año en Doñana, donde la exigua población de este felino apenas supera el medio centenar de ejemplares.

En el caso de "Caribú" su pérdida es más relevante puesto que este macho fue capturado en Sierra Morena para ser liberado, el 25 de noviembre de 2008, cerca de la laguna de Santa Olalla, el corazón de Doñana, precisamente para aumentar la escasa variabilidad genética que sufre la población de este espacio protegido, muy afectada por su elevada consanguineidad.

"Caribú" fue el segundo macho capturado en Sierra Morena que se destinaba a reforzar la población de este felino de Doñana tras "Baya", que fue liberado a final de 2007 en la zona de Coto del Rey, en el norte de este parque nacional, donde un brote de leucemia felina acabó meses antes con once ejemplares.

Aunque "Baya" ha logrado reproducirse con varias hembras de Doñana desde 2008, "Caribú" no lo ha hecho, ya que se fugó hacia el norte de Huelva y zonas limítrofes de Portugal en las dos ocasiones en las que fue liberado en Doñana.

El primer lince encontrado muerto este año en Doñana fue la hembra de dos años "Estepa", cuyo cadáver fue hallado el 1 de febrero en un camino de Villamanrique de la Condesa (Sevilla) sin que se supieran inicialmente las causas de su muerte.

El 18 de febrero se encontraron en Puebla del Río (Sevilla) los restos del macho "Fael", sin que tampoco se aclarasen las causas de su muerte, aunque en el cadáver de este lince se localizaron perdigones.

El 10 de marzo se halló atropellado un macho de dos años en la carretera de Almonte al Rocío y el 17 de abril se localizó el cadáver de la hembra Lula, de 9 años, muerta tras un pelea con un felino, cuyos dos cachorros se lograron rescatar y evacuar hasta el centro de cría del Acebuche, donde crecen adscritos al plan de cría en cautividad.

Fuente: Adn.es

Al final son tres los linces muertos.