domingo, 22 de agosto de 2010

El oso se muda a Grado

Avistan cuatro ejemplares de plantígrado en los montes del concejo en sólo un mesLos expertos confirman la presencia de una hembra con dos crías.

Tolinas (Grado), Viernes 20 de agosto de 2010

Lorena VALDÉS

El oso pardo amplía senda en Grado y se deja ver por el concejo. Una ruta inusual para este plantígrado, lo que no ha impedido que en los últimos días varios vecinos hayan avistado hasta cuatro ejemplares cerca de núcleos poblados. Fue un cazador, perteneciente al coto de Grado, el que avistó a una hembra con dos esbardos este lunes, por la mañana, en la parroquia de Tolinas, al sur del concejo, mientras atendía a su ganado. Según los expertos, se trata de la primera osa que ocupa, desde hace muchos años, de forma continuada esta zona y que también visita con frecuencia el concejo limítrofe de Belmonte de Miranda.

Por si esta casualidad fuese poca, en julio dos jóvenes moscones vieron otro ejemplar, en este caso un macho, en los límites con Yernes y Tameza. No es la primera vez que el oso pardo se sale de sus itinerarios naturales. Hace menos de un mes, otro ejemplar fue localizado en la provincia de Burgos, donde hasta la fecha nunca había sido zona osera. Es una época dulce y dorada para el oso pardo cantábrico. Así lo aseguran desde el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas) y desde la Fundación Oso Pardo (FOP). «Hace un mes que tanto nosotros como la Consejería de Medio Ambiente tenemos constancia de que una osa con sus dos crías, nacidas en diciembre o enero, ocupa una zona intermedia entre Belmonte y la zona sur del concejo de Grado. Algo excepcional», destaca Roberto Hartasánchez, presidente de Fapas.

Según Hartasánchez, lo primordial en estos momentos es que la osa, que posiblemente haya nacido en Belmonte de Miranda y tras su alumbramiento se haya instalado en Grado, «esté como hasta ahora tranquila y cómoda en el hábitat que ha elegido y donde en estos momentos se alimenta de cerezas y arándanos». De ser madre primeriza, los expertos calculan que la osa tendría actualmente cinco años, aproximadamente.
Lo que es ya una realidad para Fapas es que «el número de osos pardos cantábricos está aumentando año a año y la parte sur del río Pigüeña y del norte de Belmonte es la segunda mejor zona reproductora de Asturias».

Con alegría y gran satisfacción recibió el pasado lunes Guillermo Palomero, presidente de FOP, la llamada del presidente de la Sociedad de Cazadores de Grado, Luis Antonio Fernández Menéndez, en la que le comunicaba el avistamiento de la osa con sus crías en el coto moscón. «Se trata de una noticia que nos alegra muchísimo. El concejo de Grado cuenta con pequeñas zonas de monte oseras, pero de excelente calidad», afirma Palomero. «Esta inmediata comunicación de la Sociedad de Cazadores de Grado a FOP pone de relieve el excelente funcionamiento del convenio que la Fundación tiene con las sociedades de cazadores del Principado», añade el presidente.
La Fundación calcula que «actualmente existen aproximadamente 30 osos en la zona oriental de Asturias y 140 en la occidental, que no ha dejado de crecer en la última década». En este último grupo se incluye a la osa de Grado y a sus dos crías que, según el testimonio del cazador, que las pudo ver a unos 500 metros de distancia, «presentan muy buen aspecto». El hombre disfrutó de «un momento único», tal y como le expresó a sus amigos. Sabe que ha sido un afortunado. Los habitantes del núcleo de Tolinas se mostraban ayer sorprendidos de que una osa campase a sus anchas por los montes parroquiales.

Fuente: Lne.es


Ver mapa más grande