sábado, 26 de junio de 2010

El lobo ibérico regresa a Madrid tras 40 años

La Comunidad confirma por primera vez el paso de ejemplares desde Segovia

MANUEL ANSEDE Madrid 25/06/2010

El lobo ibérico, perseguido como alimaña hasta su extinción en la década de 1970, ha vuelto a las sierras madrileñas, a menos de 100 kilómetros de la Puerta del Sol. Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid confirmaron ayer a Público que, "por primera vez", se ha constatado la presencia de lobos en la región. Desde 2008, ganaderos, ecologistas y agentes forestales habían alertado de la posible presencia del depredador en Somosierra, pero hasta ahora no se había confirmado de manera científica y oficial.

El descubrimiento confirma la lenta expansión de la especie por los campos de cereal de la meseta castellana a partir de un reducto de unos pocos centenares de ejemplares en el noroeste de la península Ibérica en la década de 1970. Según los últimos censos oficiales, el número de lobos en España oscila hoy entre 1.500 y 2.000 animales.

A finales de 2009, técnicos de la empresa pública Tragsega, contratados por la Junta de Castilla y León, consiguieron marcar con collares vigilados por satélite a un par de lobas en la provincia de Segovia. En el último trimestre del año, las dos hembras cruzaron los invisibles límites fronterizos y se pasearon por Madrid.

"Están entrando tímidamente, apenas avanzan un kilómetro", detalla José Ignacio Molina, coordinador de la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León. "Son pasos puntuales, no tenemos constancia de que se hayan instalado en nuevos territorios, pero no tardarán", añade. El hábitat de la sierra de Guadarrama, conectada con Ávila, y Somosierra, entre el norte de Madrid y el este de Segovia, es perfecto para el lobo ibérico, gracias a la abundancia de corzos y jabalíes y a la despoblación humana.

Escepticismo

La Comunidad de Madrid ya se prepara para recibir al lobo. Desde la Consejería de Medio Ambiente aseguran que el Gobierno de Esperanza Aguirre tiene preparada "una orden de ayudas económicas a los ganaderos para el supuesto de que haya ataques de lobo". En Castilla y León, los pastores reciben unos 100 euros por cada oveja que cae en las fauces del depredador.

El presidente de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico, Alberto Fernández, cree que las pruebas de la presencia de la especie en Madrid son "una excelente noticia", pero es escéptico. Su compañero Pablo Perucha recuerda que "el lobo también entró en 2000 en Guadalajara, pero como entró, volvió a desaparecer". Los ganaderos lo liquidaron. "El lobo está intentando llegar a los Pirineos por el País Vasco, pero la presión humana no lo permite. Se ha extinguido en Extremadura y en Andalucía no existen datos fiables de sus poblaciones", explica Perucha. "No es tan importante que los lobos se adentren en una comunidad como que se les permita establecerse allí", concluye.

Los conservacionistas creen que los censos del lobo están "inflados" y recuerdan que el águila imperial, con 250 parejas reproductoras, se considera en peligro de extinción. El lobo, con un número de grupos reproductores similar, se puede cazar.

Fuente: Publico.es

1 comentario:

Miazuldemar dijo...

Me gusta y entristece a la vez esta noticia. No le veo mucho futuro al lobo en la Sierra de Madrid, tan saturada de todo. Luego el tema de los cazadores...otra cosa que no entiendo, cómo la caza de este animal está permitida. En fin, ojalá que tenga buena suerte.