jueves, 25 de marzo de 2010

Un año mas; tras los pasos del lince ibérico (2ª entrada)


Lo primero disculparme por la tardanza en publicar esta segunda entrada sobre nuestras andanzas tras el gran gato. Le echare la culpa a mi pereza y a algunos problemillas técnicos...

El tiempo era lluvioso, de hecho estábamos ante las lluvias mas copiosas en décadas en toda la zona de Andalucía. Por lo que el celo era bastante irregular, a veces oíamos maullar a algún ejemplar, pero aisladamente y no parecía que fuéramos a tener mucho suerte. De hecho los ejemplares que llegamos a avistar fugazmente no iban ni emparejados ni con crías del año pasado.


video

Perdiz roja (Alectoris rufa)

La cosa no pintaba nada bien y entre chaparrón y chaparrón se nos estaban acabando los días de nuestra estancia en Andujar... El último día nos avisaron de que en una zona cercana al sitio donde estábamos haciendo la espera, se había visto un lince, por lo que nos acercamos con la esperanza de tener mas suerte que los días anteriores. Y tras un copioso aguacero que nos obligo por enésima vez a refugiarnos en la furgoneta, alguien vio por fin al lince sentado plácidamente en uno de los abundantes bolos de granito lamiéndose, ajeno por completo a la espectación que levantaba. Yo había dejado la videocámara guardada en la furgoneta, así que el vídeo testimonial del avistamiento lógicamente no es mio, gracias por dejármelo publicar ;)

video

Lince ibérico (Lynx pardinus)

Después de unos minutos, el lince se perdió entre los matorrales y paso al otro lado del collado, por lo que nos movimos hacia atrás por las pista por si salía hacia el otro lado. No tuvimos suerte con el lince, y no pudimos verle de nuevo, pero ahí no se acabaron las sorpresas de ese día. Aprovechando que la lluvia había cesado unos cuantos buitres leonados se pusieron a solearse en lo alto de un gran bolo granítico.


video
Buitres leonados (Gyps fulvus)

También había unos pocos buitres negros entre los buitres leonados que aprovechaban los ratos de sol para secar sus alas y continuar con su búsqueda de carroñas.


video
Buitre negro (Aegypius monachus)


Pero eso si, durante todo el tiempo que pudimos ver buitres negros con buitres leonados los vimos juntos, no revueltos.

video

Buitre negro soleandose cerca de un grupo de leonados.

Y las omnipresente pareja de águilas imperiales seguía brindándonos bonitas estampas cuando nos sobrevolaba. Haciendo algunos pinitos con la técnica del digiscoping les pudimos sacar alguna foto testimonial en los arboles que utilizaban como atalayas.


Águila imperial (Aquila adalberti)

Aunque en esta ocasión pudimos ver al lince ibérico en estado salvaje, siempre te queda el mal sabor de boca de no haberlo podido disfrutar tanto como uno quisiera, que siempre es mas de lo que se dejan ver. Siempre te queda el consuelo de que la mitad de la gente que se acerca a Sierra Morena con intención de ver a este felino se vuelve sin poder haberlo visto, así que un avistamiento fugaz es mas que suficiente para quitarte el "mono" pero animarte a regresar para con un poco de suerte poder observar estampas como esta que pudieron disfrutar algunos compañeros de viaje años atrás.

Lince ibérico (Lynx pardinus), captura de video cedido.

1 comentario:

alvaro dijo...

ala que envidia,mis observaciones de alimoches y cabras montesas son tonterias al lado de las tuyas de águilas,buitres negros y linces.
Yo quiero ir contigo por ahí!!!1:p