martes, 22 de diciembre de 2009

Aspe Oest es avistado con vida, pero con dermatitis



El viejo oso Camille, localizado dos veces en el último mes en los montes de Ansó

Se le ha agudizado la afección de dermatitis que sufre, pero su estado general es bueno. Es uno de los cuatro machos que habitan en la zona occidental de los Pirineos, donde peligra la población al no haber hembras.

ANA IPAS. Huesca

A pocos días de comenzar su hibernación, el viejo Camille, uno de los pocos osos autóctonos que quedan en el Pirineo, ha demostrado su vitalidad paseándose por los montes de Ansó. En el último mes ha sido fotografiado en dos ocasiones en los puertos que mugan con Navarra. Son, por su resolución, su calidad y por haberse realizado de día, las mejores imágenes que se han obtenido de este plantígrado que tiene su morada entre este valle y el vecino de Isaba. En esta zona del Parque Natural de Los Valles y en la colindante con Francia habitan tres animales más. Todos son machos.

No había duda de que Camille a pesar de su avanzada edad, calculan que tiene unos 25 años, estaba vivo. En mayo una cámara fija instalada en el monte captó su imagen por la noche. Era la tercera vez que los guardas del oso detectaban su presencia en el Pirineo aragonés. A lo largo de todo el verano se han localizado sus rastros y a él se le han atribuido los tres ataques, cada uno con un oveja muerta, producidos a los ganaderos ansotanos durante el estío.





Pero cuando las primeras nieves habían cubierto las laderas pirenaicas y todo hacía presagiar que el viejo Camille bien estaba hibernando bien ultimaba los detalles para encerrarse en su osera, saltó la sorpresa. Un Agente de Protección de la Naturaleza (APN), Jaime Solanas, se topó con él por casualidad en un monte ansotano situado entre la localidad y Zuriza, en la margen izquierda del río. El lugar exacto, Medio Ambiente prefiere no divulgarlo para evitar que los curiosos salgan en su búsqueda y alteren su hábitat.



El encuentro tuvo lugar el 14 de noviembre, cuando el oso se estaba comiendo un jabalí que, presumiblemente, encontró ya muerto. Solanas, que participaba en la realización de un censo de sarrios, inmediatamente avisó a un miembro de la patrulla de seguimiento del oso, Jesús Laín. Ambos, durante las dos horas que estuvieron observando al animal, tomaron diferentes instantáneas del macho, que en la década de los noventa se hizo famoso entre los ganaderos por su voracidad con los rebaños de ovejas (en 1998, mató 106). No obstante, su actividad ha sido mucho más relajada en los últimos años.

La segunda vez que se obtuvo su imagen fue el pasado 4 de diciembre, también en un monte situado entre Ansó y Zuriza. Esta vez lo consiguió una de las cámaras fijas que se activan con el movimiento y que los guardas del oso tienen instaladas en las rutas habituales que suelen seguir los plantígrados. Que fuera de día -las 17.30- permitió que en la secuencia se capten detalles del animal, como que la dermatitis que hace un año afectaba a un cuarto trasero es ahora alopecia total en la parte posterior, importantes para los técnicos.

Alopecia por estrés

Según explicó el jefe de biodiversidad del Gobierno aragonés, Manuel Alcántara, el problema de dermatitis "parece ser un problema hormonal. Es típico en los machos en cautividad y se da en osos que viven en parques zoológicos", relató. El experto añadió que la enfermedad se atribuye al estrés que "en este caso sería hormonal, por no satisfacer sus celos lo que le provoca, al igual que pasa con los hombres, una alopecia bilateral".



Alcantará relató que a pesar de la edad, "en la parte delantera es un animal en perfecto estado" y añadió que de momento no han observado ningún indicio "que lleve a pensar que está demacrado. Ni tiene una proximidad excesiva al hombre ni exceso de ataques".

No se conoce con seguridad cuánto mide -sobre los 1,20 metros- pero sí que sus huellas son más pequeñas que las de Neré, un oso de origen esloveno, que deambula por los mismos parajes que él. Un tercero, Aspe, también ha realizado incursiones en el Pirineo aragonés. Canelillo, que de momento no ha pasado la frontera y sigue en su Francia natal, es el cuarto de los osos que habita en la zona occidental de los Pirineos. Pero todos son machos, por lo que la especie está abocada al fracaso en la zona. En la parte oriental -Ribagorza, Arán y Alto Garona en Francia- habitan según los expertos entre 12 y 17 ejemplares más. Hay varias hembras y constancia de que se reproducen cada dos años, entre otras, las eslovenas reintroducidas como Hvala o Sarouse.

Ambas, junto a tres osos más, fueron reintroducidas en el último plan francés por recuperar la especie en el Pirineo, proyecto que finaliza el próximo 31 de diciembre. Alcántara asegura que, desde el punto de vista ecológico, el plan "ha funcionado porque se están reproduciendo y no hay comportamientos aberrantes". Sin embargo, desde el punto de vista social "no creo que se hiciera lo necesario para obtener un consenso antes de llevar a cabo la reintroducción".


Dos horas apostados y con el viento en contra

El forestal Jaime Solanas y Jesús Laín, miembro de la cuadrilla de seguimiento del oso, vivieron una experiencia inolvidable: se encontraron con el viejo Camille. A escasos 150 metros no perdieron detalle de sus andanzas con un jabalí.

ANA IPAS


Jaime Solanas y Jesús Laín son los protagonistas de una gran historia que el día de mañana podrán contar a sus descendientes. Ambos vivieron una experiencia única, un encuentro con el oso. Para ninguno era la primera vez, aunque esta fue especial: era el viejo y mítico Camille, y duró dos horas.

"Sabía que algún día tenía que pasar, un día me lo tenía que tropezar", relata Jesús Laín, miembro desde hace 15 años de la cuadrilla de guardas que sigue los pasos de los osos en el Pirineo aragonés. El tiempo que estuvieron tomando imágenes y observándolo, la distancia a la que se situaron... "Fue un subidón", añade.

Pero todo fue fruto de la causalidad. Según describe Solanas, agente de protección de la naturaleza, su cometido de aquella mañana era contar sarrios. Él formaba equipo con Laín, pero en un determinado momento se separaron. Fue cuando se dio de bruces con Camille. "Estaba allí, a unos 450 metros, comiéndose un jabalí", comenta. Enseguida llamó por la emisora a su compañero para que acudiera.

Eran las nueve de la mañana, pero decidieron desafiar a la fría madrugada. Fueron dándole la vuelta al viento -ponerse de cara a él- para que su olor no llegara al animal y se apostaron en el suelo, a unos 150 metros del plantígrado. Durante cerca de dos horas, aseguran ambos, estuvieron observando su comportamiento y cómo comía del jabalí. "Está viejete, un poco tristón y no excesivamente gordo para la época en la que estamos, justo antes de la hibernación", dice Laín.

No saben bien si el aire cambió y los olió, si intuyó su presencia o si simplemente ya había comido lo suficiente. De repente se levantó y se fue. "Nos quedamos, a pesar del frío, porque teníamos que estar pendientes de si llevaba heridas", informa Laín. Porque los colmillos del jabalí que se estaban comiendo eran tan grandes que creyeron que si había habido enfrentamiento, Camille tenía que estar malherido. Sin embargo, estaba sano y se fue, incluso trotando un poco por la pendiente para esconderse en el bosque.



La historia, que seguro recordarán durante años, impresionó a los dos, aunque Solanas insiste en que para él su primer encuentro con un oso fue todavía más impactante. Este hombre, natural de Leciñena y que lleva ya seis años en Ansó, lo vio por primera vez en plena noche. "Estábamos haciendo un recuento de perdiz estival y habíamos dormido en el monte. A las cuatro nos despertamos para escuchar los cantos de las aves", señala. "Una hora más tarde -continúa- oí un ruido por detrás, escuché el sonido de unas pisadas sobre la nieve helada y me volví". Su sorpresa fue mayúscula cuando "la cosa negra" que tenía detrás gruño y salió corriendo por medio de los cinco puestos que habían montado los APN. "Pasó a veinte metros".

También Laín había visto osos con anterioridad. En la cordillera cantábrica cuando realizan cursillos de formación o van a trabajar e incluso una vez en esos mismos montes en los que tuvo el encuentro con Camille hace unos días. Pero son esperas programadas. Este largo encuentro que no buscaba lo llevará siempre en su memoria.

Galería completa de imagenes

Fuentes: Heraldo.es y Diariodenavarra.com

Comentarios sobre el artículo: obviamente no se trata de Camille sino de Aspe Oest como se pudo comprobar por análisis genéticos. Nació en 1998, hijo de Canelle y Papillon y por tanto último representante puro del linaje pirenaico, cuando el muera, miles de años de especialización morirán con el.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Seria bueno proporcionarle alguna hembra y no perder su linaje, aunque si hay osos eslovenos y como comenta el articulo de mayor tamaño que este probablemente sean esos los que acabarían reproduciéndose, pero me parece una pena perder el linaje de este oso y por tanto de los Osos Pirenaicos

Medved dijo...

Es cierto que el oso dominante es probable que sea Nere, de origen esloveno, o cuando sea un ejemplar mas corpulento, Canelito mitad pirenaico mitad esloveno.

De todas maneras, los osos son poligamos, y si reintroducimos un par de hembras es muy probable que los tres machos presentes en esta zona se acaben reproduciendo. Con un poco de suerte, alguno de ellos sería descendiente de Aspe Oest.

Mas que nada es una cuestion sentimental, porque perder tantos años de presencia ininterrumpida, de aclimatacion, de especialización en el ecosistema pirenaico, tanta historia compartida con las gentes del Pirineo... Sería una verdadera pena.

Javier 16 dijo...

felices crónicas 2010.
Un abrazo Jesús.

Anónimo dijo...

Claro que es Camille, Aspe-Oest también tiene dermatitis pero no tanto y sólo a un lado. El oso de la foto es Camille.

Onso dijo...

Para responder a Anónimo,

Este rumor con 2 osos con dermatitis, es posible, pero no me la creo de momento.

Sólo hay que mirar la foto de la Portada del informe ROB del 2008donde un oso está fototrampeado en Etsaut con exactamente las mismas zonas de dermatitis que las fotos del articulo. Podemos pensar que este oso que vuelve al territorio maternal cada año es Aspe Ouest.

Si Anónimo fue él que observo el oso de culo pelado en 2008 o las fotos que se sacarón ahí, y que sólo tenía dermatitis por un lado, pues entonces significa que Camille se pasea por Etsaut, y jamás la genetica ha lo ha detectado en una zona con más recogida de material genetica.

Ojalá que Anónimo tuviera razón!

mikelgar dijo...

Fantástico momento para los afortunados. Triste declive para Camille y el oso pirenaico.
Un saludo Jesús!!

Medved dijo...

Yo también he oido la teoría de que hay dos ejemplares con dermatitis. Es posible pensar que Camille aun siga vivo, algunos datos de presencia parecen indicar que hay 4 osos, y no 3. Pero nunca se ha fotografiado un oso distinto a Aspe Oest con dermatitis. Quizás el problema se pueda haber agrabado y su dermatitis ocupe algo mas de extensión... Pero en principio no parece probable. Camille es mucho mas viejo que Aspe Oest y nunca se le ha detectado ese problema, porque iba a tenerlo justo cuando lo presenta Aspe oest... sería mucha casualidad.

Por cierto, al informe que se refiere nuestro amigo Onso lo podeis encontrar aqui http://www.ours.ecologie.gouv.fr/automne_modules_files/docutheque/public/r103_RapportROB2008.pdf por si teneis curiosidad por ver las fotos de las que nos habla.

Medved dijo...

El enlace sale cortado, si quereis ver el estudio teneis que pasaros por www.ours.ecologie.gouv.fr en la columna de la derecha, primer documento del apartado en que pone Documentation.

Saludos a todos

Anónimo dijo...

En el informe que os referís se lee (página 11):
"-Du 18 au 25 juin (tableau n° 2), on remarque la présence simultanée (16-20 juin) de 2 ours sur
Uztarroz-Isaba d’une part et Anso-Calveira de l’autre, sites distants de 17 km à vol d’oiseau. Plusieurs
aller-retour d’un seul et même animal semble très improbable ce qui accrédite la thèse de 2 individus,
soit Aspe Ouest et Camille.
"
En esas fechas se vieron indicios de dos osos en Navarra simultáneamente y a una distancia de 17 Km, lo que "acredita la tésis de los 2 individuos (sic)".
Parece ser también que, incomprensiblemente, la técnica genética que utilizan en Francia es incapaz de distinguir los osos autóctonos entre sí. Los marcadores genéticos que utilizan funcionan bien para los eslovenos, pero no presentan variabilidad para los pirenaicos....

Medved dijo...

El profesor Taberlet y su equipo hace mas de una decada identifico y diferencio los genotipos de: Papillon, Chocolat, Claude, Camille, Cannelle, y Camille. Indicaba que el genotipo de Chocolat y Papillon era el mismo, por lo que al analizar la muestra genetica no los podian distinguir y había que remitirse a las huellas. Oso pequeño Chocolat, oso grande Papillon, aunque compartieran genotipo los distinguian.

Por otra parte también los genotipos de Camille y Claude eran muy cercanos, pero aun asi los distinguian.

Por ello, a día de hoy se conoce el genotipo de Aspe Oest y de Camille y se pueden distinguir. Lo unico que indican es que les da mas problemas por la falda de diversidad entre individuos.

En cuanto a la localizacion simultanea a la que haces referencia, es la que comentaba yo. Eso puede indicar la presencia de 4 osos en vez de 3, pero la unica teoria plausible es que Camille este pasando desapercibido y no se ha conseguido encontrar su genotipo.

De todas maneras 17 kilometros no son nada para un solo oso, el mismo dia puede estar en un sitio y en otro. A parte de que podría haber sido Nere o Canelito (mas improbable perdo dentro de los posible).

Saludos

Anónimo dijo...

Todo esto es un despropósito y no piensan introducir alguna hembra en la zona y por lo menos intentar evitar perder esa genética?

Medved dijo...

Parece que se oia algo al respecto... Querian reintroducir algun oso tras el rumor de que habían sido furtiveados otros dos. Y ya con la excusa me imagino que traerían "recambio" para Pauloma y también para Franska...

Pero para eso tienen que encontrar el cadaver de un oso tiroteado, sino me da que no lo van a hacer.

Al menos Boutxy si que se sabe que anda en paradero desaparecido... si ha muerto espero que encuentren su cadaver y que su muerte no sea en vano.

Anónimo dijo...

De que a oso muerto oso repuesto si había leído algo, pero ¿sabes si las introducciones sería alguna en la zona oriental? y ¿allí llegaron a introducir alguna hembra? no ando muy puesto del tema del oso aparte de lo que leo aquí en tu blog y por lo que te estoy agradecido. Espero que por lo menos le pongan a estos machos un par de ellas y renueven lleven un poco de sangre nueva a la población oriental y central también por que sino hay van a ser todos hermanos, primos, hijos ...

Medved dijo...

La ultima vez los osos se liberaron en municipios que eran favorables a la reintroducción. Pauloma, Balou, Saurosse e Hvalara fueron para la población central. Franska la intentaron colocar lo mas cerca posible de la población occidental, pero la dejaron en tierra de nadie, entre una y otra. En realidad no llego a hacer contacto con ninguna población. Ademas era una hembra vieja, le quedaba como mucho una camada que ofrecer, y eso siendo optimistas.

En caso de hacer una reintroducción sería muy raro que la hicieran en el occidente, a no ser que algun municipio cercano muestre interes. Cosa bastante dificil. Quizás Onso nos pueda comentar alguna cosilla mas, yo la verdad es que no se mucho mas...