domingo, 1 de noviembre de 2009

Los ganaderos piden hacer una batida a el lobo en Álava y se la prohiben

1ª noticia: Los ganaderos alaveses piden una batida para matar lobos en Gibijo.
2ª noticia: El departamento de medio ambiente, prohibe la batida por la premura de la solicitud.
3ª noticia: Los miñones impiden la "celebración" de la batida.
ACTUALIZACIÓN
4ª noticia: Un nuevo ataque de lobo en Kuartango

La guerra del lobo se recrudece

Los Miñones impiden una batida de 50 ganaderos en la sierra de Guibijo donde, finalmente, realizaron «un rastreo sin escopetas»

31.10.09 - MARÍA REGO | VITORIA

Medio centenar de ganaderos se acercaron ayer hasta la sierra de Guibijo con el claro objetivo de acabar con «una situación cada vez más difícil». «La presión de los lobos sigue en aumento, lo que está obligando a numerosas explotaciones a retirarse de los pastos montanos», argumentaron desde la Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava (UAGA) como motivo del encuentro. El rastreo, sin embargo, lejos de suponer un avance en el «problema», provocó un nuevo encontronazo con el Departamento foral de Medio Ambiente. Dos patrullas de miñones aguardaban la llegada de los cazadores para evitar su salida. Al parecer, el permiso administrativo dependía de unos «informes previos» que no pudieron realizarse por «la premura de la solicitud», según explicaron desde la central.

Pero la prohibición de esta batida -solicitaron otra en agosto que «no ha recibido ninguna respuesta»- es sólo el último capítulo de una lucha por el control de este depredador que enfrenta desde hace varios meses a ganaderos con el Ejecutivo foral y especialmente con el área que dirige Mikel Mintegi. El descontento de este sector se hizo ya patente en ferias como la de Santiago de Vitoria, el Artzain Eguna de Amurrio o la histórica de Salvatierra -todas fueron boicoteadas- y ayer se tradujo en una pequeña concentración en Guibijo, donde llevaron a cabo «un rastreo sin escopetas» después de que los guardias impidieran su primer objetivo.

Debate sobre el plan foral

«Trabajamos para cuidar nuestro ganado, vivimos de eso, pero la dejadez de Mintegi y los suyos, el incumplimiento de su propia norma, nos obliga a retomar las batidas», reivindicaron quienes se acercaron hasta la sierra. El proyecto del plan de gestión del lobo apuesta por la convivencia entre todos los animales ya que el lobo aparece como especie protegida por la legislación vigente, mientras que la UAGA insiste en la imposibilidad de esta coexistencia y advierte que la postura del Gabinete Agirre se acerca a «las actitudes más irresponsables de anteriores gobiernos».

El Departamento de Medio Ambiente tampoco recibe precisamente halagos por parte del Grupo Lobo en esta materia por considerar «desproporcionado» el gasto económico y el esfuerzo invertidos por el Ejecutivo para «hostigar y eliminar» a los depredadores de la geografía alavesa. La medida, aseguran, «no soluciona el problema de indefensión de la cabaña ganadera». Los conservacionistas exigen, además, que si se autorizan las batidas se hagan públicos los resultados.

Fuente: Elcorreodigital.com

2 comentarios:

Javier 16 dijo...

¿porqué estos puñeteros escopeteros no hacen una batida de políticos, que son los que no arreglan sus particulares problemas?
Estoy completamene seguro de que las indemnizaciones por parte de la población española, estarían plenamente aceptadas con sólo llegar a un acuerdo para proteger al lobo.
Políticos y escopeteros, forman muchas veces parte de una misma cuadrilla.
Saludos.

Mamen dijo...

Pero ¿esto no se puede solucionar protegiendo al ganado? ¿para qué sirven las compañías de seguros? ¿no se dan indemnizaciones por animal muerto? Yo qué sé, antes de abatir un lobo lo que sea. Pero claro, volvemos a las mismas, lo que se embolsan las Juntas por sacar a la caza un lobo mueve mucho dinero, y como dice Javier escopeteros y políticos son muchas veces los mismos.