domingo, 25 de octubre de 2009

El quebrantahuesos “Tono” regresa a Andalucía tras más de siete meses en el Pirineo Central


•El ejemplar llegó el pasado 12 de octubre directamente al valle de la Sierra de Segura (Jaén) donde fue liberado en mayo de 2006, tras recorrer más de 560 km a través de las sierra del Levante peninsular.
•Las cinco aves, liberadas la pasada primavera en el marco del Programa Andaluz de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ya son autosuficientes y visitan extensas áreas de los parques naturales de las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) y Sierra de Castril (Granada).
•En total, desde 2006, la Consejería de Medio Ambiente ha liberado 14 quebrantahuesos en Andalucía.

El pasado 12 de octubre, “Tono” uno de los ejemplares más veteranos del Programa Andaluz de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente, regresó a Andalucía tras pasar más de siete meses en Los Pirineos, concretamente en el pirineo oscense, leridano y en la vertiente francesa. “Tono”, que había salido de Segura el pasado mes de marzo, fue avistado por última vez el día 9 en un comedero cerca de la localidad de Jaca (Huesca). El día 10, las localizaciones que transmite vía satélite el emisor GPS con el que está equipado el ejemplar, lo situaron en la provincia de Valencia. El día 12, el ave ya sobrevolaba el valle en el que fue liberado en la primavera de 2006. Es la tercera vez que este ejemplar realiza el viaje entre Andalucía y el Pirineo central siguiendo las sierras del Levante peninsular. En todas ocasiones (2007, 2008 y 2009), abandonó Andalucía en primavera y regresó en otoño.

De nuevo en la región, “Tono” ha podido reencontrarse con “Faust” y “Libertad”, liberados en 2006 y avistados en los últimos meses en la Sierra de Segura y con “Pontones”, liberado en 2007 y que desde el pasado día 6 de septiembre también se encuentra en el parque natural tras un largo periplo más de tres meses por el norte de la península ibérica.

En concreto, “Pontones”, que había partido de Jaén a finales de mayo, apenas tardó dos días en recorrer los más de 700 km que separan Picos de Europa de Pontones, la localidad segureña que le dio nombre y en cuyo término municipal fue liberado. Como peculiaridad, es la primera vez que uno de los quebrantahuesos andaluces realiza el viaje de vuelta hacia el sur por el noroeste de la península visitando las provincias de Zamora, Salamanca y Cáceres.




Tono, fotografiado el pasado mes de septiembre en Huesca. FOTO: JA Sesé




Por su parte, las cinco jóvenes hembras liberadas este año evolucionan favorablemente sobrevolando extensas áreas del parque natural y realizando frecuentes incursiones en la vecina sierra de Castril en Granada. Según se desprende de las localizaciones GPS con las que se realiza el seguimiento, las aves están volando juntas, encontrando con facilidad alimento y lugares seguros donde descansar y pasar la noche. En las últimas semanas, algunas de ellas han podido avistarse en parajes tan emblemáticos del parque natural, como el Pantano del Tranco o La Cabrilla, uno de las últimas áreas de nidificación de la especie en Andalucía.

Tres de los ejemplares, “Mica” y “Cata”, procedente del Centro de Cría Richard Faust de Viena (Austria) y “Fátima”, procedente del Zoo de Liberec (República Checa), fueron liberados el pasado 22 de mayo (Mica fue liberada una semana más tarde por llegar lesionada de Viena), mientras que los dos ejemplares más jóvenes, “Malena”, procedente de Zoo de Berlín (Alemania) y “Oliva”, nacida el 22 de marzo en el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla, iniciaron su vida en libertad el pasado 23 de junio.

Como principal novedad en las liberaciones de este año, junto al punto de suelta que viene utilizándose en las Sierras de Segura y en el que se liberó a “Mica”, “Cata” y “Fatima”, el Programa Andaluz de Reintroducción habilitó un segundo punto de suelta en la Sierra de las Villas que acogió a “Malena” y “Oliva”. Con estos ejemplares, ya son 14 los quebrantahuesos reintroducidos en Andalucía desde la primavera de 2006, de los que sobreviven diez.

Todos los pollos liberados cuentan en el momento de la liberación con tres meses de edad y son reintroducidos por el método de hacking o cría campestre, técnica que se ha demostrado muy eficaz en el proyecto de reintroducción en los Alpes y que consigue que el ejemplar asimile el área de suelta como lugar de nacimiento y, por tanto, dado el carácter filopátrico de la especie, termine regresando a ella para reproducirse y asentarse definitivamente.

A lo largo de todo el verano, los técnicos de la FG, entidad sin ánimo de lucro que ejecuta el programa andaluz de reintroducción bajo la dirección de la Coordinación Regional del Programa de Conservación de Aves Necrófagas en Andalucía, han recreado el proceso natural de desarrollo de los pollos, aportándoles alimento durante la noche para evitar que las aves asocien a las personas con el alimento y vigilándoles desde el amanecer hasta la caída del sol para actuar ante cualquier eventualidad, como ataques de depredadores, peleas o posibles lesiones. A mediados de junio, los ejemplares comenzaron a realizar sus primeros ejercicios de vuelo, ampliando progresivamente su duración.

Para facilitar su seguimiento, todos los ejemplares liberados están equipados, mediante arnés pélvico, con un emisor GPS y son marcados con anillas y la decoloración de algunas plumas de las alas y cola siguiendo un código internacional único para cada ave que permite identificarlas en vuelo. Las observaciones directas de los técnicos y las localizaciones GPS de los emisores, han confirmado interesantes movimientos de los ejemplares entre ambas zonas de suelta.

Áreas de dispersión de los quebrantahuesos liberados en Andalucía.


Una vez que los ejemplares abandonan definitivamente el área de suelta, a finales de agosto, concluye el periodo de cría campestre y comienza la fase de de seguimiento. Desde ese momento, además del riguroso control de las localizaciones satélite que se reciben periódicamente y el seguimiento sobre el terreno, también se desarrolla un programa de alimentación suplementaria que se prolonga hasta finales del mes de noviembre.

En los próximos meses “Mica”, “Cata”, “Fátima”, “Malena” y “Oliva” permanecerán en las inmediaciones de las sierras de Cazorla, Segura, Las Villas y Castril hasta que inicien lo que se conoce como etapa de dispersión, un periodo variable de hasta cinco o seis años, durante el cual, las aves vuelan largas distancias antes de fijar su propio territorio. La recuperación de una población de quebrantahuesos en Andalucía es un factor clave para la conservación de esta emblemática carroñera a nivel europeo ya que servirá de puente para restablecer el flujo genético entre la población de los Pirineos y la del norte de África.

Programa de Reintroducción

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía comparte las directrices de la UICN, forma parte del Programa Europeo de Especies Amenazadas y se desarrolla desde mediados de la década de los 90 con un enfoque multidisciplinar en el que participan diversas entidades con probada experiencia en el manejo y estudio de la especie: la FCBV (hoy VCF Vulture Conservation Foundation), quien asesora técnicamente el proyecto asegurando la idoneidad de los métodos y de las aves liberadas; la Estación Biológica de Doñana (CSIC) que lo asesora científicamente y La Fundación Gypaetus, encargada de su ejecución bajo la coordinación del Programa de Conservación de Aves Necrófagas en Andalucía de la Consejería de Medio Ambiente.

Desde noviembre de 2004, el programa andaluz cuenta, además, con el apoyo del proyecto europeo LIFE-Naturaleza “Acciones para la Reintroducción del Quebrantahuesos en Andalucía” desarrollado por la Fundación Gypaetus, que cuenta como socios con la propia Consejería de Medio Ambiente, la Federación Andaluza de Caza y de UPA-Andalucía, y cuyo objetivo es contribuir al éxito de la reintroducción mediante la promoción de la participación social, la identificación y el control de las amenazas y el apoyo en labores técnicas de conservación.


Fuente: Gypaetus.org

6 comentarios:

jag dijo...

Preciosa noticia. Enhorabuena por tu blog.

Rubén Portas dijo...

A ver si hay suerte y llegamos a ver este bicho algún día por el noroeste.

ANZAGA dijo...

¡vaya! Me han sobrevolado y yo sin enterarme... ¡jo!. Saludos.

Javier 16 dijo...

Pues no te creas que no miro intencionadamente por mi pueblo Calmarza (Zaragoza), para ver si con un poco de suerte, le veo planear con los leonados sobre los cortados calizos. Aunque sea de paso breve.
Saludos.

Medved dijo...

Tengo constancia de que por encima de mi trabajo ha pasado algun quebrantahuesos, no en concreto los reintroducidos en Andalucía. Pero da igual de rabia saber que han estado y ni te has percatado.

Ojala consigan salir de Pirineos, sea donde sea donde finalmente consigan criar.

Jose Angel Alonso dijo...

Una noticia estupenda. Y alegra saber que te haya pasado por encima un bicho de estos.

Salu2