martes, 10 de febrero de 2009

El águila pescadora vuelve a anidar en la Península


La primera pareja territorial regresa la Península Ibérica tras su viaje invernal y se espera que críe esta primavera.
La dieta de esta rapaz se basa en pescado fresco, tanto de agua dulce como salada.

MARÍA GARCÍA DE LA FUENTE - Madrid - 06/02/2009 20:20

El águila pescadora (Pandion haliaetus) desapareció de la España peninsular en los años 80 y desde 2003 científicos de la Estación Biológica de Doñana (CSIC) intentan que esta rapaz forme parejas estables y críe de nuevo. Ya han logrado el primer paso: una pareja territorial se formó en 2007 en las Marismas de Odiel (Huelva) y el año pasado volvió al mismo lugar. Los expertos confían que esta primavera regrese para criar. "Es la primera pareja territorial en la Península, es decir, que defiende el nido y lo arregla, aunque no ha puesto huevos por su juventud, tienen tan sólo dos años de vida, y hasta el tercero no crían", explica la coordinadora técnica de la reintroducción del águila pescadora en Andalucía, Eva Casado.

Para conseguir que aniden, la clave es que los pollos se hayan desarrollado en España, porque cuando se conviertan en adultos recordarán este lugar como zona de cría y vendrán a poner sus huevos. Los investigadores del Programa de Reintroducción de Águila Pescadora en Andalucía localizaron primero cuáles eran los lugares idóneos para el crecimiento de los pollos, y determinaron que eran las Marismas de Odiel y el embalse de Barbate en el Parque de los Alcornocales (Cádiz). Casado expone que esta rapaz requiere tranquilidad y zonas de alimento, y "los embalses favorecen la presencia de águilas porque es una fuente de alimento estable". Esta ave desapareció de la Península por el impacto del urbanismo en el litoral, que le dejó sin hábitats.

La reintroducción se realiza mediante la colocación de pollos en lugares habilitados para la cría en semilibertad o hacking. Se trata de torres con nidos artificiales, y donde los pollos son alimentados durante al menos un mes, que es el periodo que tardan en echar a volar. Hasta la fecha se han reintroducido 108 pollos procedentes de Finlandia, Alemania y Reino Unido. En España sólo quedan ejemplares de águila pescadora en Baleares y Canarias, pero "no son poblaciones estables y extraer pollos podrían poner en riesgo la población local", apunta Casado.

La primera sorpresa se produjo en 2005 cuando una pareja puso huevos. Pero no llegaron a eclosionar. Los investigadores les colocaron dos pollos traídos de Alemania y la pareja los crió como propios. Sólo uno de los polluelos regreso al año siguiente. Estas rapaces pasan el invierno en África, y regresan a criar en primavera al norte de Europa, por lo que España es un lugar de paso. El objetivo es que Andalucía vuelva a ser zona de cría y también de invernada. "La mortalidad en la migración es muy elevada, en ejemplares de población silvestre el 20% no llega a la etapa reproductora", apunta Casado, por lo que lo óptimo sería que las parejas se quedaran en el sur peninsular.

En total, han regresado a la zona de suelta siete águilas, y ya hay una pareja. Casado confía en que cada año regresen más individuos, porque son fieles a su territorio.

Fuente: Publico.es

3 comentarios:

alvaro dijo...

Lo de marismas del Odiel es un éxito y la verdad es que veo que están haciendo las cosas bien.Esperemos que estas águilas y otras parejas más logren procrear y poco a poco ir mejorando la situación.

Medved dijo...

A parte de lo comentado en la noticia, también es intersante lo que comenta de la otra pareja a la que se le dio el "cambiazo". Esta pareja procedente de la poblacion salvaje, puso por dos años consecutivos una puesta que fue infructuosa y fue reemplazada por pollos de Alemania. Pero en 2007 y 2008 solo se localizo al macho en la zona. Una verdadera pena. Esperemos que las cosas mejoren.

Medved dijo...

Por cierto, se me ha pasado comentaros, que si clikais en el vinculo del reportaje, vais a ver un artículo sobre el proyecto muy interesante. Sobre todo las menciones que hace a la presencia historica del aguila pescadora en la Peninsula. Por lo visto se vio durante decadas a algun ejemplar haciendo aportes a un nido situado en la ribera del Pantano de Urrunaga tras la finalización de las obras de construcción en 1957, en el termino municipal de Legutiano.

Aunque no se pudo constatar que sacase adelante ninguna puesta ya que no se comprobo.